Turquesa pulida con alineación de los chakras.

12,00 IVA incluido

Muchas culturas de la antigüedad como los egipcios, los incas y los aztecas utilizaban esta piedra no solo para propósitos decorativos sino también por sus propiedades energéticas y protectoras.

En el chakra de la laringe, esta piedra ayuda a aliviar malestares en el sistema respiratorio y afecciones en pulmones y bronquios.

Aunque todas las piedras de tonalidad azul son asociadas con la suerte, la turquesa es considerada la más poderosa. A nivel energético, se considera la piedra de las emociones por su capacidad de incidir sobre ellas a través de su fuerza purificadora, ayudando a su portador a lidiar con angustias, ansiedad y estrés.

Sumérgela toda una noche en un cuenco de agua con sal marina. Con el dedo índice dá tres vueltas en el sentido de las agujas de reloj, luego sumerge tus piedras. Una vez limpia, lavalas una a una, ponla por unos minutos en la mano de poder, izquierda para los zurdos, derecha para los diestros, así podrás recibir su energía y que ella te reconozca. De esta manera, habremos establecido una conexión con nuestra gema.

De regalo recibirás un cordón de color para combinarlo cómo tú prefieras.
Categoría: